"¿Cómo sabrás si las aves que recorren los caminos del cielo son un inmenso mundo de deleite, cercado como estás por tus cinco sentidos?"
William Blake. El matrimonio del Cielo y el Infierno (1790). Trad. Jordi Doce

martes, 29 de enero de 2013

MATERIA RESERVADA




Fotografías por Lorrain d'Ónice (Yourbanclash, Mute Tattoo) y Alberto Sibaja (Yourbanclash, Grunch View) y Fernando Rodríguez Durán

MÁQUINAS DE BLAKE

 Sin lugar a dudas vivimos en una era de máquinas. Aquí presentamos un pequeño conjunto de ellas cuyo fundamento no es racional sino imaginativo. Por este motivo se las conoce como máquinas de Blake, en honor al poeta, pintor y visionario inglés William Blake (1757-1827) para el que el ser un humano es una criatura esencial y fundamentalmente imaginativa. Pero consideremos antes con cierto detalle la noción de máquina. Máquina 1. Artificio para aprovechar, dirigir o regular la acción de una fuerza. 2. Conjunto de aparatos combinados para recibir cierta forma de energía y transformarla en otra más adecuada, o para producir un efecto determinado. Nos centraremos en la primera acepción. De acuerdo a ella estaríamos hablando de artificios para aprovechar, dirigir o regular la acción de una fuerza, la fuerza de la imaginación. Habitualmente despreciada y anulada por influjo de las monotonías y rutinas cotidianas su funcionamiento básico es del todo similar al de un interruptor eléctrico. Pero en este caso lo que se enciende no es un filamento de tungsteno sino la realidad entera.


"Blake machina I"
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Blake machina II"
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2011
100x50 cm
"Blake machina III"
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
150x100 cm

Blake machina I. 
Usted acaba de cometer un acto absolutamente irreversible: nunca sabremos como hubiese sido ese otro mundo en el que usted nunca pulsó este interruptor. 

Blake machina II. 
Si el aleteo de una mariposa en esta galería puede originar dentro de unos meses un huracán en el otro extremo del mundo, ¿qué efecto podemos esperar de la oscilación electroquímica de su cerebro cuando usted ha pulsado este interruptor con la manifiesta intención de que llueva? 

Blake machina III. 
Atención, acaba usted de encender un sueño. Por favor, a lo largo de los próximos siete días tome nota de todo lo que recuerde haber soñado y envíenoslo a la siguiente dirección de correo: scingulata13@gmail.com. Su contribución es esencial para lograr una buena calibración de esta máquina. Muchas gracias por su colaboración.




CELDAS CARTESIANAS

 Hace casi 400 años que una mosca reveló a René Descartes (1596-1650) la idea de sus famosas coordenadas (de ahí su nombre de coordenadas cartesianas) que condujeron al nacimiento de la geometría analítica en el marco de su obra “El discurso del método”. Obra fundamental de la filosofía occidental, desde entonces nuestro mundo quedó troceado en cubos de todos los tamaños imaginables. Con ello se consiguió dividir todas y cada una de las cosas en sus partes constituyentes, aislando cada parte del conjunto y cada parte de la parte de la propia parte para así alcanzar lo simple e inteligible, lo estable, lo estático. Se tuvo la sensación de que se había conseguido capturar el mundo en una inmensa cuadrícula mental.


La euforia no duró mucho. Poco a poco, se fue apreciando que cada uno de estos cubos adoptaba la configuración de una celda que arrojaba su propia sombra inescrutable. Celdas de una inmensa cárcel de sombras; pequeñas y grandes celdas en las que irremediablemente se acababa por confundir cada cosa con su explicación. Análisis que lo querían enjaular todo, transformarlo en ceniza, en sombra, apagar el color. Y así la realidad se volvió a escapar como lo hace el agua en las redes de pesca. Porque lo sensible, lo directo, lo inexplicable sigue revoloteando dentro de nosotros y a nuestro alrededor (sea cual sea la diferencia). Y no como una mosca sino más bien como una mariposa. 


"Reverentia"
Óleo sobre lienzo 2012
73x54 cm
"Carnevarium LXXXVII"
Óleo y collage sobre lienzo 2012
100x80 cm
"Carnevarium XLI"
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Larva III"
Readymade instalación 2012
50x30x30 cm
"Larva IV"
Readymade instalación 2012
50x30x30 cm
"Carnevarium XVII"
Óleo y espejo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Carnevarium XLIII"
Óleo sobre lienzo 2012
100x50 cm
"Praesentia CVII"
Alquídico y óleo sobre lienzo 2012
50x50 cm
"Carnevarium LXVII"
Óleo sobre lienzo 2012
100x50 cm
"Carnevarium Lunae XIX"
Alquídico sobre lienzo 2012
100x50 cm
"Carnevarium XXXI"
Óleo y alquídico sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Carnevarium Lunae XXIII"
Alquídico y óleo sobre lienzo 2012
81x54 cm
"Carnevarium XI"
Óleo sobre lienzo 2011
100x50 cm
"Carnevarium XXXVII"
Óleo sobre lienzo 2012
100x50 cm
"Carnevarium VII"
Óleo sobre lienzo 2011
100x50 cm
"Carnevarium CXVII" 3/3
Óleo sobre lienzo 2011
46x27 cm
"Carnevarium CXVII" 1/3
Óleo sobre lienzo 2011
46x27 cm
"Carnevarium CXVII" 2/3
Óleo sobre lienzo 2011
46x27 cm
"Carnevarium Lunae III" 3/3
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Carnevarium Lunae III" 2/3
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm
"Carnevarium Lunae III" 1/3
Óleo sobre lienzo encolado a tabla 2010
100x50 cm




CARNEVARIUM XLIII


Carnevarium XLIII
Mariposas como escudos
Sueño luego existo







CARNEVARIUM XVII


La máscara se construye con el silencio de los espejos
Carnevarium XVII
La identidad como celda cartesiana circular



ALGUNOS RESULTADOS


Según las observaciones realizadas a lo largo de casi todo el mes de enero de 2013 se puede afirmar con certeza que, a pesar de todo, se ha vuelto a escapar